Voluntaria destacada: Gaby Delgado

Voluntaria destacada Gabby Delgado
por Jane Salisbury, voluntaria de MCL

Gaby Delgado ama a los niños. Todo en su vida refleja ese amor, inclusive su servicio durante los últimos tres años como asistente del programa con la Coordinadora de la Biblioteca Delia Palomeque Morales en el programa Listos para el Kínder (“Listos”). Listos es un programa para niños de habla hispana de tres a cinco años y sus padres. Las sesiones se llevan a cabo completamente en español, y los maestros enfatizan las habilidades de aprendizaje temprano, como la alfabetización y matemáticas tempranas, la autorregulación y las habilidades interpersonales. Se anima a los padres a que observen cómo sus hijos aprenden mejor y cómo generar confianza y conexiones con sus hijos a medida que crecen. Las familias de Listos con frecuencia se convierten en usuarios de la biblioteca.

Gaby fue maestra en Perú durante veinticinco años, donde trabajó con padres y niños pequeños, y realizó intervenciones tempranas con bebés. También enseñaba cómo dar masaje a bebés para ayudar a los padres a conectarse más profundamente con sus bebés.

Con su esposo y su hija Ximena, que ahora está en el último año de la escuela secundaria, Gaby fue a la Biblioteca de Gresham una vez a la semana para usar el Internet y hacer conexiones. Cuando vio un volante en la biblioteca sobre el programa Listos, pensó: "Esto es para mí".

Sobre su trabajo, Gaby dice: “Delia es excelente, es un ángel. En el programa Listos, trabajamos directamente con niños de 3 a 5 años, primero juntos y después los niños tienen su propio tiempo. Trabajamos en temas cosas como las letras, formas, colores, números y animamos interacciones positivas entre padres e hijos. Puedo aconsejar a los padres sobre cómo conectarse con sus hijos. Muchas familias son inmigrantes nuevos, quienes sólo hablan español y enfrentan muchos desafíos. Adoro trabajar con ellos”.

Gaby se crió en una familia en donde la lectura es valorada, pero las bibliotecas no eran iguales a como son aquí en Estados Unidos. Explica Gaby, “Las bibliotecas en Perú son muy diferentes; son académicas, silenciosas y solo se puede retirar en préstamo uno o dos libros. Estar en la biblioteca aquí es como estar en casa con la familia de uno”.

Toda la familia de Gaby participa en la biblioteca. Ximena es voluntaria en el program de Lectura de Verano, y el esposo de Gaby ha tomado clases de inglés en la biblioteca y gracias a eso ahora trabaja para Hacienda CDC.

Actualmente Gaby está volviendo a leer libros sobre masaje para bebés, preparándose para hacer algunos talleres sobre masajes y apego. Cuando le pregunté cuál fue su libro favorito de la infancia, Gaby dijo El Principito de Antoine Saint-Exupery. También disfruta de la poesía y los textos de Gabriel García-Márquez. Pero lo más importante para ella es el poema que dijo de memoria mientras estábamos sentadas en la biblioteca, porque refleja su propia experiencia y su profundo amor por los niños. El poema es “Tristitia” del gran poeta peruano de principios del siglo XX, Abraham Valdolemar. Las palabras la acompañaron durante toda su infancia y la ayudaron a cambiar su propia historia.

Comments

Bien merecido lo tiene estar como voluntaria destacada, Gaby es una excelente persona, maestra y consejera, a mi me ha ayudado mucho con mi niño, (él tiene autismo) y siempre estoy consultándola cuando algo me preocupa de él, y siempre me da varias opciones a seguir y todas me sirven. Mi niño la adora.
Gracias hija mia por darme estas alegrias y saber que te estas superando. Soy Feliz al saber que cada dia te superas mas. Te extraño pero esas cosas me hacen feliz. Te amo como siempre. Tu madre. Nos veremos pronto.

Add new comment