Política de la impresora 3D para Makerspace (espacio creativo)

La Biblioteca del condado de Multnomah brinda acceso, capacitación y tecnología a todos, así como programas, materiales y herramientas de creación a las personas que tienen acceso u oportunidades limitadas. Al ofrecer acceso a tecnología como la de las impresoras 3D, construimos alfabetización digital y aseguramos el éxito en un mundo digital. Esta política establece cómo y en qué circunstancias el público puede usar las impresoras 3D de la biblioteca.

Reglas que regulan el uso de las impresoras 3D de la biblioteca

Las impresoras 3D de la biblioteca están disponibles para el público para hacer objetos tridimensionales usando un diseño que se carga desde un archivo informático digital.

  1. El público no tendrá permitido usar las impresoras 3D de la biblioteca para crear material que:     
    1. Esté prohibido por las leyes locales, federales o estatales.
    2. Sea poco seguro, nocivo, peligroso o suponga un riesgo inminente para el bienestar de los demás, lo que incluye, entre otros, parafernalia de drogas y armas. (Dicho uso no cumplirá con las condiciones de uso del programa de diseño de la impresora 3D).
    3. No cumpla con las leyes o regulaciones locales, estatales o federales relativas al acceso, la visualización, la impresión y la distribución de obscenidades o pornografía infantil.
    4. No cumpla con la política del condado de Multnomah sobre acoso sexual.
    5. No cumpla con los derechos de propiedad intelectual de un tercero o las condiciones de uso del programa de diseño de la impresora 3D. Por ejemplo, no se debe usar las impresoras para reproducir material que esté sujeto a derechos de autor, patentes, marcas registradas o a la protección de secretos comerciales. 
  2. La biblioteca se reserva el derecho a rechazar cualquier solicitud de impresión 3D.  
  3. Costo: La impresión 3D en la biblioteca actualmente es gratuita, lo que es posible gracias a las donaciones a The Library Foundation y a una subvención de Mount Hood Cable Regulatory Commission. La biblioteca se reserva el derecho a cobrar una tarifa en el futuro para cubrir los costos de los materiales de impresión.
  4. Los artículos impresos en las impresoras 3D de la biblioteca que no se retiren en el plazo de treinta días después de su finalización se volverán propiedad de la biblioteca y el usuario renuncia a todos los derechos de propiedad del objeto impreso. El personal de la biblioteca borrará los archivos de diseño cuando se realice la impresión o al final de cada día. El usuario que imprimió los artículos será quien los retire a menos que se haya acordado algo diferente con anticipación. 
  5. Los usuarios solo podrán usar la impresora 3D con la asistencia del personal de la biblioteca o de voluntarios designados, y solo después de finalizar cualquier orientación requerida. Los daños que sufra la impresora estarán sujetos a la política de materiales dañados de la biblioteca.
  6. Las impresoras 3D de la biblioteca están destinadas a la educación, el entretenimiento y la realización de prototipos. La biblioteca no proporciona acceso a las impresoras 3D para la producción o venta de productos. La asistencia con el uso de la impresora 3D por parte del personal de la biblioteca no supone el conocimiento, o el reconocimiento, del uso final del objeto 3D. Una vez que este se encuentre en posesión del usuario, la biblioteca expresamente se libera de toda responsabilidad ante las lesiones personales o los daños a la propiedad ocasionados por el uso o el uso indebido del objeto impreso en 3D.